¿Qué es?

Esta revolución tecnológica pretende potenciar la transformación del sector industrial en espacios inteligentes basados en IoT y en computación cognitiva. En este sentido, esta tecnología trata de unir máquinas y humanos o, en otras palabras, desarrollar la Inteligencia Artificial para que pueda realizar procesos similares a los que ejecuta el pensamiento humano.

La Industria 5.0 pone el énfasis en la colaboración entre máquinas y humanos para mejorar la productividad y la eficiencia.  Complementa y extiende la Industria 4.0, haciendo hincapié en aspectos ambientales, sociales y de derechos fundamentales, para ayudar a enmarcar cómo la industria europea y las tendencias y necesidades sociales emergentes pueden coexistir

La digitalización ofrece oportunidades sin precedentes a la industria. Las tecnologías digitales como la inteligencia artificial (IA) o la robótica permiten una innovación radical en el lugar de trabajo, la optimización de las interacciones hombre-máquina capitalizará el valor añadido que los trabajadores humanos aportan a la fábrica. Al desarrollar tecnologías innovadoras centradas en el ser humano, la Industria 5.0 puede apoyar y empoderar, en lugar de reemplazar, a los trabajadores; aumentamos la resiliencia de las industrias y la hacemos más sostenible.

Ecologizar la economía es la otra cara de la misma moneda. El «Green Deal» tendrá éxito con la industria europea asumiendo un fuerte papel de liderazgo. Los objetivos ambientales comunes solo se pueden lograr mediante la incorporación de nuevas tecnologías y repensando los procesos de producción con respecto a los impactos ambientales. La industria debe predicar con el ejemplo en la transición verde.

Una industria transformada también tendrá un impacto transformador en la sociedad. Esto es especialmente cierto para los trabajadores de la industria, que pueden ver su papel cambiado, lo que requiere nuevas habilidades. La transición a la Industria 5.0 requerirá acción en toda una gama de áreas.

Beneficios

Optimización de costes

La búsqueda de modelos de negocio que empleen los menores recursos para obtener los mayores beneficios ve en la fábrica 5.0 su mayor perfeccionamiento hasta la fecha, ya que hombre y máquina colaboran para tomar las mejores decisiones en términos económicos para una empresa.

Soluciones más ecológicas

Con la Industria 5.0, nuevas tecnologías y sensibilidades corporativas están cambiando esta tendencia. Así, aparecen políticas sostenibles, en las que, por ejemplo, la generación mínima de residuos y su gestión se convierten en procesos esenciales, que atraviesan toda una organización y la hacen, además, más eficaz.

Este cambio va en línea con lo que están demandando de forma creciente las organizaciones internacionales, la legislación gubernamental y los consumidores.